Division de la vivienda común en divorcio

Divorcio | 25/03/2014 | 7.25 / 10 | Comentarios

¿ Se puede dividir la vivienda en un divorcio aunque los cónyuges no estén de acuerdo en efectuar la division?

La jurisprudencia admite la división de la vivienda en un divorcio, aunque no exista acuerdo entre los cónyuges, siempre que ello responda al interés del menor y que la división sea posible y útil por reunir las condiciones de habitabilidad, las viviendas resultantes de la división.

División de la vivienda comun en divorcio
División de la vivienda comun en divorcio


El Tribunal Supremo ha establecido esta doctrina jurisprudencial en la sentencia de 30 de abril de 2012, sentencia que resuelve el recurso de casación interpuesto contra una sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga de 2010, que resolvió el recurso de apelación interpuesto contra una sentencia de un Juzgado de Primera Instancia de Vélez Málaga.

El caso sobre el que se pronuncia la sentencia del Tribunal Supremo, se puede resumir en los siguientes apartados:

a) En 1999 la pareja contrajo matrimonio, su régimen económico fue el de gananciales y cuando se presentó la demanda tenían dos hijos. .El domicilio conyugal era una casa adquirida por el marido con anterioridad al matrimonio.. La demanda de divorcio se presentó por la mujer en el 2009, solicitando la guarda y custodia de los hijos y un régimen de visitas del padre, la atribución del uso de la vivienda conyugal, los alimentos de los hijos y una pensión compensatoria. El marido indicó que en la planta baja de la casa tenía su taller y solicitó que se le reservase el derecho de uso de esta parte del inmueble para instalar allí su vivienda. La sentencia del juzgado de Primera Instancia e instrucción de Vélez Málaga, del 2009 en relación a la atribución del uso de la vivienda y la partición de la casa, atribuyó a la mujer el uso y disfrute de la planta alta del domicilio familiar y al marido la planta baja y sótano, debiendo asumir éste los costes de las obras necesarias para independizar las dos plantas. La mujer recurrió en apelación.


La sentencia de la Audiencia Provincial del Málaga, del 2010, revocó lo relativo a la división de la vivienda. Estableció que: El artículo 96 del código civil se limita al inmueble que constituye la vivienda familiar con la finalidad de satisfacer las finalidades de alojamiento de los hijos y debe aplicarse en este proceso; La solución de la división material en dos viviendas no está amparado en el artículo 96 del código civil; Si se divide la vivienda familiar, ya no se trataría de la vivienda familiar, sino de otra u otras distintas; La división de la vivienda, e seguir viviendo en el mismo inmueble, podría constituir un ataque a la intimidad y a la dignidad de las personas.

Se admite el recurso de casación presentado por el marido debido a que se entiende que hay interés casacional ya que existe jurisprudencia contradictoria de las Audiencias provinciales en cuanto a la posibilidad de acordar la división material del domicilio conyugal, en base a lo establecido en el código civil, en el artículo 96.

Establece, el Tribunal Supremo, que cabe la división material de un inmueble en el divorcio siempre que ésto sea lo más adecuado para el cumplimiento del artículo 96 del Código civil, para la protección del interés del menor y siempre que la división es posible y útil por reunir las viviendas resultantes de la división, las condiciones de habitabilidad.

Si desea divorciarse, cuente con el mejor asesoramiento posible en divorcios. Somos una red de servicios jurídicos que cuenta con una amplia red de abogados especialistas en divorcios. Su divorcio siempre estará gestionado por el abogado colegiado más cercano a su lugar de residencia. Como puede observar bajo esta noticia puede contactarnos rellenando el formulario para que nuestros abogados le contacten rápidamente, mandándonos un email o llamándonos por teléfono.. Si lo prefiere podemos comunicarnos por Skype. Consúltenos sin ningún tipo de compromiso, la primera valoración de su caso es gratuita.