Cuánto tiempo estarán los menores con cada progenitor en la custodia compartida.Modalidades de custodia compartida

Custodia compartida | 24/03/2014 | 7.50 / 10 | Comentarios

Cuánto tiempo estarán los menores con cada progenitor en la custodia compartida.

En estos casos existe mucha variedad. Hay un amplio abanico. La mayoría de los progenitores, de los padres, pueden acordarlo de mutuo acuerdo y hay un amplio abanico. Los jueces suelen tener sus preferencias, aunque de forma general podemos referirnos a custodia compartida como aquella en la que los progenitores se encargan de forma conjunta, rotatoria o periódica de la educación y atención de los hijos.

¿Cuanto tiempo esta el menor con cada progenitor en la custodia compartida?
¿Cuanto tiempo esta el menor con cada progenitor en la custodia compartida?


Entre las modalidades mas frecuentes que se barajan para estipular los tiempos que permanecerán los menores con los padres se encuentran:

* La fórmula que los padres establezcan de mutuo acuerdo en función de su situación personal y la del niño y que, salvo casos excepcionales, el juez considerará como más idónea. (Por ejemplo, el niño puede pernoctar con el progenitor que reciba el usufructo de la vivienda familiar y pasar las tardes, desde la salida del colegio hasta después de cenar, con el otro.).

* Modalidades de alternancia con un ritmo inferior al semanal, o incluso diario. Suele proponerse en niños de muy corta edad. O de tres días y medio con cada progenitor, en función de la edad que tuviera el menor.

* Custodia compartida con alternancias semanales. Algunas legislaciones, como la francesa la consideran la formula mas idónea y sencilla cuando los menores tienen mas de 5 años

* Custodia compartida con alternancias quincenales. En estos casos, el menor convivirá quince días seguidos en la vivienda de cada uno de sus progenitores . Como contrapartida pasara los fines de semana completos con el otro progenitor y también puede pactarse que pase con el una o dos tardes entre semana.

* Custodia compartida con alternancias mensuales. En este régimen de custodia compartida, el menor residirá con cada uno de sus progenitores durante un mes, conviviendo con el otro los fines de semanas y también una o dos tardes cada semana.

* Custodia compartida en función de los periodos lectivos. En este régimen de custodia compartida, los menores pasaran con uno de los padres los días lectivos mientras que con el otro estarán los periodos no lectivos y las temporadas vacacionales. Es una formula, que aunque pudiera parecer no esta muy en el espiritu de la custodia compartida puede tener cabida cuando los padres estan muy distantes. Se suele matizar con periodos de convivencia durante las vacaciones de verano con el progenitor que tiene al menor los dias lectivos, con periodos de convivencia de una semana al mes, por ejemplo.

* Custodia compartida en la que quienes alternan son los padres, a la que nos referiremos mas abajo, en la que son los padres quienes rotan en el domicilio donde permanecen los hijos.

* Otro sistema es aquel en el que los padres tras la separacion siguen viviendo en el mismo domicilio, con lo que los conyuges siguen compartiendo el cuidado de los hijos.

Podemos asi, estar hablando de regimenes que van desde la semanas, es decir un menor que está una semana con el padre una semana con la madre y podemos estar hablando de quincenas, de meses, de trimestres, de semestres y años escolares.

Una de las prácticas más habituales en los juzgados son los años escolares. ¿En qué consiste? consiste en que de septiembre a junio el menor iba a vivir de manera fija en el domicilio de uno de los progenitores y ese turno irá cambiando alternativamente cada año en función del año que corresponda a cada uno y durante ese tiempo, el progenitor, el padre o la madre con el que no convive diariamente tendrá un régimen de visitas. Un régimen de visitas lo más amplio posible, un régimen de visitas de una o dos tardes intersemanales, fines de semanas alternos y vacaciones por mitad.

El régimen de la custodia compartida implica necesariamente que los dos progenitores se encuentren en situación de cierta igualdad.

Por lo tanto que los menores tengan una habitualidad en las dos casas y que no se encuentren de manera distinta en una vivienda que en otra.

El régimen semanal es uno de los más pedidos por los progenitores normalmente. Suele ser relativamente complicado, aunque no imposible porque no la práctica procesal más habitual.

los intercambios semanales puede dar lugar a que los padres y las madres estén en demasiado contacto y de lugar a demasiada fricción. Eso significa que los menores van a notar muchísima más tensión entre ellos.

Los menores tendrían que cambiar de casa cada cada semana por lo tanto obliga a tener una doble ropa en las dos casas , significa duplicidad de libros escolares, muchísimas cosas que no siempre están dispuestos los padres a afrontar. Genera muchísimo conflicto entre las partes. No obstante sí es algo que se ha pedido de mutuo acuerdo no habrá ningún problema en acordarlo.

Estamos planteando la custodia compartida desde el punto de vista de que son los menores los que se mueven de su vivienda pero existe otra posibilidad y es que el domicilio que haya sido el familiar, el que hayan tenido el matrimonio, sea el que se adjudica a los menores y sean los padres y las madres las que entran y salen en su período para que los niños no sean niños maleta , para que no se conviertan en niños maleta, en niños que están yendo de una casa para otra con su maleta hecha constantemente y sin poder echar raíces en ninguno de los dos domicilios .

Esa posibilidad, si la acuerda su señoría o si la acuerdan los padres del mutuo acuerdo también requiere de muchos pactos y es necesario que tengamos un buen diálogo entre las partes puesto que tienen que seguir compartiendo los gastos de esa vivienda, tienen que seguir haciendo frente en ellas gastos en común, tienen que tratar de no fastidiarse la vida los unos a otros.

Es decir tiene que haber buen diálogo, tiene que llevarse perfectamente y no tener ninguna complicación entre las partes .El menor se queda en casa y son los padres y las madres los que entran y salen según sus períodos.

Resulta más complicado para los padres, genera más conflicto entre ellos, pero menos con los hijos .Lo normal es que sean los hijos los que cambien de vivienda porque tienen una tendencia adaptarse un poquito mejor a las situaciones que están viviendo. Los adultos nos adaptamos bastante peor, pero los menores lo hacen hasta con mayor facilidad.